LA POSESIÓN ES MÍA

Suele decirse que el fútbol es una ciencia social ya que no hay una sola forma de jugarlo, verlo o sentirlo. Cuando hablo de jugarlo y verlo hago referencia a saber qué queremos de un equipo de fútbol, porque si todos pensaríamos igual el fútbol no sería el mismo, no existirían las conversaciones futboleras, no habría clásicos ni partidos como Bayern Munich vs Atlético Madrid.

Cuando decidí realizar este escrito me pregunté: ¿qué me gusta ver?, ¿qué es más divertido?, y ¿por qué algunos no quieren el balón para su equipo? Responder los dos primeros interrogantes fue fácil, pues tengo claro que me gusta y me divierte. Yo quiero que mi equipo tenga un solo objetivo en mente, el arco rival. Para lograr esto se necesita algo clave: tener la pelota. Acaso tres palabras que, a mi entender, definen como se debe jugar al fútbol -obviamente que esto requiere de una serie de conceptos y criterios básicos- porque con ella se logra lo más lindo que tiene este deporte, que son los goles. Porque cuando el balón está en mis pies, el rival no tiene ninguna posibilidad de convertir. Porque disfruto más el juego, ya que el rival es quien estará tenso, porque tengo el elemento fundamental para lastimarlo. Sin la pelota no habría magia y sin magia no tendríamos fútbol.

No obstante la posesión no es todo. Es claro que no alcanza solo con ella para ganar, pero si es totalmente necesaria para acrecentar las posibilidades de alcanzar la victoria.

Simeone expresó que no quiero gustar, sino que quiere ganar. Todos queremos ganar. Pero si tenemos la posibilidad de ganar gustando, disfrutando el juego, prefiero que así sea. Argumentaré con una analogía rápida: si voy a comprar ropa y tengo dos remeras que salen lo mismo -porque la posibilidad de gustar las tienen todos-, pero hay una que es más bonita que la otra, elegiré la más linda.

Por último, me realicé la tercera pregunta: ¿por qué algunos no quieren el balón para su equipo? Me resultó difícil pensar por qué optan por sufrir, dependiendo de la pericia del rival. Una respuesta puede ser que es más fácil destruir que crear, a lo que yo pregunto ¿el hincha de un equipo que hace un gol y, automáticamente, comienza a defender…disfruta el partido? No lo creo.

Mi conclusión es que hay muchas formas de jugar pero la que realmente emociona, gusta y atrapa es aquella que decide conquistar la posesión.

“Mañana voy a ganar o perder pero hasta el último día de mi carrera voy a hacer esto, querer el balón” Pep Guardiola.


 Matías Mellano

Un comentario en “LA POSESIÓN ES MÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s