GUIDO RODRÍGUEZ: EL CENTROJÁS

LUCIO STORTONI RUIZ

Ángel Cappa en su libro ¿Y el fútbol dónde está?, habla en una conversación con Fernando Redondo del “centrojás”, que básicamente es el viejo y conocido número 5 argentino. La charla inicia exactamente así:

Ángel Cappa: Fernando, nos robaron el centrojás.

Fernando Redondo: ¿Por qué lo dice?

A.C.: Porque ahora se juega con dos tapones.

F.R: Ah, sí, es cierto.

A.C.: Usted sabe que un tango nuevo que escuché el otro día, de Jaime Ross, creo, dice algo así, que un bacán se paseaba por el barrio con pinta de centrojás. Quiere decir que algo significaba el centrojás, ¿no? Pasar por el centrojás significaba que se estaba armando una jugada. Era el que le daba criterio al toque.

F.R.: Yo sigo pensando, según mi manera de entender el fútbol, y no porque yo juego en ese puesto, que el 5 es muy importante para que el equipo juegue bien. Por la posición que ocupa en el campo, siempre está viendo la espalda de sus compañeros, es el que tiene mejor panorama para ordenar el juego.

A.C.: Es cierto que el 5 no estaba solo en la mitad de la cancha. Se le acercaban los compañeros para tocar. Pipo Rossi no estaba solo, tenía a su lado a Moreno, a Pedernera, a Loustau. Tenía apoyos, naturalmente. Ahora, en cambio, dejan a los dos tapones solos en la mitad y les ponen gente por fuera, que salen corriendo. Entonces podemos traducir la abolición del centrojás como la abolición del toque. Es decir que ya no es necesario tocar para llegar arriba.

Esta conversación tuvo lugar en el año 2001, Guido Rodríguez apenas tenía 7 años. Obviamente ni Redondo ni Cappa lo conocían, pero mientras describían a ese antiguo centrojás, lo estaban describiendo a él.

Cuando veo a Guido Rodríguez tengo la extraña sensación de que el chico se consiguió una máquina del tiempo, se crió con La Nuestra en 1930, y vino a estas fechas para regalarnos un poco de fútbol, para representar al ADN argentino, para recordarnos que en el fútbol lo más importante es el juego, que la velocidad física es un accesorio con mucho marketing pero poca utilidad, y que la velocidad mental es una necesidad básica con poco marketing e infinita utilidad. Pero sobre todo, vino para devolvernos un poco de nuestra verdadera identidad.

Estas son algunas palabras dichas por el hoy volante central del Tijuana de México el día de su debut en River Plate:”Siempre me gustó Mascherano. Por ahí no es mi espejo porque las características son diferentes. En el cuerpo técnico me mostraron videos de Busquets y estoy tratando de copiar cosas de él”. Y  vaya si lo logró. Guido Rodríguez es el mediocentro más parecido a Busquets que pasó por el fútbol argentino en los últimos años. A tal punto que por características, a veces parece que se crió en La Masía. ¿Se imaginan lo que sería de la vida de Rodríguez si se hubiese formado allí?

Pero no pasó, se crío aquí, y por eso es aún más meritorio su talento. Me imagino —con una enorme cuota de desconocimiento, por lo tanto es probable que esté diciendo cosas erróneas— que en su época de juvenil habrá tenido que pelear contra todos: ante sus rivales, con sus entrenadores y con el entorno. Por eso nunca voy a entender de dónde surgen, ni como hacen, y la única explicación razonable que encuentro es el gen, porque no tengo la capacidad para generar otra respuesta con sentido. En este fútbol argentino repleto de cinismo, donde impera el mal juego, siguen apareciendo jugadores de la “vieja escuela”. Siguen saliendo —aunque cada vez en menor medida— enganches prodigiosos, delanteros formidables, incluso wines como Pavón o Espinoza, y por supuesto, tenemos la aparición de algún que otro centrojás. Aunque siento que estos casos son un oasis en el desierto del mal juego, y por ese motivo deben ser valorados. Guido Rodríguez es uno de ellos, y si bien en el equipo de Holan estaba arropado por una idea que propiciaba el juego asociado, se tuvo que ir a México debido a que Gallardo no lo tiene en cuenta para su plantel.

Creo que las palabras aquí no serían lo suficientemente descriptivas, por lo tanto, vendrá un video que muestra las mejores acciones de esta enorme promesa que tiene el fútbol argentino, que en mi opinión, lo único que no tiene es marketing, porque es de los mejores mediocentros de los últimos años.

Visión, pase, lectura, orgullo por el quite, habilidad para el engaño a la hora de defender y pasar, convicción, gran manejo de las dos piernas, en fin, cuando uno habla de Guido Rodríguez, habla de un centrojás con ADN argentino. Pero también habla otra vez mal del fútbol argentino. Porque siendo una brillante promesa con una enorme cuota de realidad, fue despreciado por River Plate, equipo que tiene en el plantel a Leonardo Ponzio, jugador que en el último año ha demostrado ser un verdadero escollo para la creación de juego, no aportando nada más que faltas innecesarias y patadas descalificadoras. Pero esto refleja la actualidad del país: se defenestra al talentoso, y se valora al mediocre, al que se “esfuerza” —como si Guido Rodríguez no se esforzara— al que se tira al piso, al que pega un par de gritos para la cámara, y al que gana los partidos “de guapo”. Término raro “de guapo”, porque ¿qué es más guapo que pasarle la pelota redonda a un compañero?, y ¿qué es más cobarde que meterle una patada de atrás a un rival? Pero este es el fútbol argentino en el que vivimos. Se han perdido los valores que nos identifican con el resto,  hemos perdido la esencia. En el país de Messi, Redondo, Maradona, Di Stéfano, Pedernera, Kempes, Riquelme, Rattín, Bochini, Ortega, Verón, Aimar, Bielsa y Menotti, se duda de cuál es nuestro estilo. Se duda de cuál es nuestra identidad. Y por supuesto en medio de esta mediocridad, no hay lugar para un centrojás.

Un comentario en “GUIDO RODRÍGUEZ: EL CENTROJÁS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s