HOLAN POR HOLAN

 

“La línea futbolística que me gustó desde siempre era una basada en el ataque posicional y no en el repliegue y contragolpe. Esa fue filosóficamente la formación que a mí me sedujo desde la adolescencia”
Ariel Holan

Ariel Holan es un hombre que está derribando viejos mitos en el fútbol argentino, o como el mismo las llamó, “verdades de bar”. Proveniente del Hockey, llegó como un desconocido y hoy está en boca de todo el mundo futbolistico. Lo demuestra desde afuera hacia dentro, por ejemplo afirmando que la ética es lo primero: “no ganar a cualquier precio, respetar al rival, a mis futbolistas, a los árbitro y al entorno”. El ganar como sea, se lo deja a otro.

Con reminiscencias al fútbol alemán, sus equipos suelen ser ofensivos sustentados por una prolija salida desde el fondo y luego atacando, ya sea de forma vertical o posicional —dependiendo la situación. Otra aspecto que se destaca en su trabajo es la presión, que es alta, con el objetivo de tener siempre el balón en su poder. Holan tiene la lucidez de sintetizar en un párrafo cómo suelen jugar sus equipos: “Un sistema asociado donde el pase y la recepción son las claves. Es la esencia del juego. Desequilibrar al rival a través del juego colectivo con libre creatividad dentro de una misma partitura. Y la reversibilidad del juego: tener la misma convicción y decisión para atacar que para defender. A mis jugadores les digo que, si tenemos disciplina en ataque, nuestro juego defensivo va a ser más simple. Si perdemos la disciplina del juego de ataque, nos exponemos a los contragolpes del rival y el desgaste físico es muy grande. Quiero desmarque, que no nos quedemos quietos, pase fuerte, movimientos lanzados, recepciones dinámicas, todo lo que es la esencia del hockey.”

Su mirada a toda la filosofía que implementó Cruyff en el Barcelona, sumadas a la posta que tomó Guardiola es notoria. Su ideología es evidente e intenta inculcarla siempre que le dan un lugar. Alguna vez ha dicho que “Muchas veces se discute qué es jugar bien, y para mí jugar bien es como escuchar una orquesta y que sea armónica. Me gustan que se desarrollen sociedades en el campo de juego a partir del buen pie y la dinámica. También intento que el equipo encuentre el placer en que «el fin justifica los medios» de cuidar la pelota, y si me tengo que desordenar para que eso ocurra, no importa el puesto en el que lo esté desarrollando. Me gusta que lo haga dentro de una disciplina, ya que no dirijo a Messi o a jugadores que puedan resolver los partidos por sí mismo, entonces me gusta fomentar que juguemos en equipo. La disciplina es fundamental porque uno de los mayores problemas del juego ocurren en las transiciones, y si uno tiene poca disciplina para atacar es muy difícil defender y creo que si se pule el ataque se va a defender mejor que si centro mi juego en la defensa. También creo que un gran equipo es equilibrio, por eso todas estas cuestiones hay que entrenarlas mucho, y a su vez cuando me defiendo quiero que mi equipo sea corto y cohesionado, intentando defender lo más lejos del arco posible agrediendo al rival para que tome decisiones de manera apurada. Y bueno, esa es la idea que a mí me gusta de fútbol”.

Cuando uno tiene una idea de juego innegociable, es muy importante elegir los intérpretes adecuados”, dice Holan. Y es un mérito que le debemos destacar, pues en su actual equipo, Defensa y Justicia, tiene un presupuesto relativamente bajo, no obstante, es capaz de adquirir refuerzos buenos y acorde al precio que puede pagar. Además los planteles que ha armado desde su llegada suelen desmantelarse rápidamente, en parte porque son jugadores que juegan a préstamo y en parte porque el entrenador los sabe potenciar, dan sus frutos, y se van a otros equipos. Él mismo reconoció el dilema de los planteles rotativos…”Hay errores en mi equipo que suceden porque no tenemos tiempo de trabajo. Al armar un plantel nuevo no hay una continuidad, pero yo creo que si estuviera con el mismo grupo de jugadores por un año mi equipo no debería replegarse y defender un resultado. Mi idea es buscar alternativas que me eviten caer en ese problema, en vez de ser arrinconado por el rival hay que defender el resultado con la pelota con el afán de nosotros arrinconar al rival”.

No sólo su intelecto se aboca a lo deportivo, también es un hombre muy capaz en distintas áreas y por ello sabe llegar a sus dirigidos. Al no interesarle el “como sea”, busca una mejora en ellos y se compromete para cultivarlos. No los trata como futbolistas, sino como personas. “Nosotros les brindamos las herramientas a los jugadores para que ellos puedan decidir por sí mismos. La tarea de un entrenador es persuadir y no obligar. Apuntar a que todas sus decisiones estén fundamentadas y cimentadas en el progreso del grupo de trabajo. Tengo que lograr que Defensa siga en Primera, pero fundamentalmente que cuando mis futbolistas terminen este proceso hayan subido un escalón, si no, yo fracasé como entrenador. El éxito y el fracaso de un entrenador están directamente relacionados al crecimiento de sus futbolistas, sería muy egoísta de mi parte si me centrara solo en el resultado”.

El complemento ideal a una persona sapiencial en fútbol y vida es tener sensibilidad social, ser una persona ética. Ariel Holan dijo NO al ofrecimiento de Racing Club porque estaba comprometido con su actual club; si bien una acción vale más que todas las palabras, sumaremos sus dichos luego de la negativa: “En la vida nos guiamos por la palabra y los valores. Al grupo de futbolistas que se quedó le prometimos que no nos íbamos a ir. Rechazamos una oferta millonaria de México y así viniera el Barcelona, nosotros diríamos que no, porque la palabra es lo más importante. No es cuestión de ser líricos o principistas, se trata de tener una línea: si les dijimos a los directivos y futbolistas que nos íbamos a quedar, nos tenemos que quedar sin importar el dinero o la propuesta valorar. Para mí la palabra vale más que la firma de un contrato”.

Como habrán percibido, Ariel Holan dice mucho cuando declara, pues es una persona interesante y llena de sabiduría, del mismo modo son sus equipos. Uno los debe observar siempre que puede ya que nos están traduciendo un código irrepetible. Escuchen a Holan y vean a Defensa y Justicia, si quieren aprender.

(Si le interesó este artículo, con un clíck aquí conocerá más sobre el trabajo de Defensa y Justicia.)

*Un trabajo hecho en conjunto con @cruyffismototal


gon

Un comentario sobre “HOLAN POR HOLAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s