MESUT ÖZIL, RADIOGRAFIA DE UN CRACK.

GONZALO GARCÍA

Hace poco más de seis años los ojos del fútbol mundial comenzaron a posarse masivamente sobre un jugador, uno de esos que se notan distintos por el porte. Son futbolistas que se intuye su categoría sólo con verle la postura antes de comenzar el encuentro o simplemente recepcionando la primera pelota. Era Mesut Özil. Hoy, más de un lustro después, nos maravillamos aún más por su evolución.

Luego de ese Mundial, y como suele suceder pasada toda cita mundialista, Real Madrid adquirió a la joya. Fueron tres años de estadía en la Casa Blanca, donde fluctuó entre grandes actuaciones y, llegando al final del camino, bajos niveles. Sustantivo es aclarar que el contexto es el reinante en toda la era Florentino Pérez: grandes figuras dentro del campo, pero sin un estilo definido y desperdiciando el talento. No obstante, se logran victorias por la vasta jerarquía individual. Además, en el banquillo se encontraba Mourinho, que no aportó demasiada valentía (exceptuando la temporada de los cien puntos). Tal vez por ello no logró explotar todas sus cualidades, pues de este modo se minimizan las capacidades del hombre que puede ser un gran director de orquesta, pero para ello tienen que respaldarlo los instrumentistas.

Sin dudas que su ida presentó murmullos, incluso de Cristiano Ronaldo, pues veía que lo dejaba un ladero primordial para sus astronómicos récords goleadores. Las asistencias del alemán fueron vitales en los tres años que estuvo en España.

La elección del siguiente equipo era vital, pues sería un quiebre en su carrera: resurrección o hundimiento. Desembarcó en Arsenal, una institución con una filosofía marcada a fuego y coincidente con la categoría de Özil. Wenger desembolsó una cifra nunca antes vista hasta el momento en las arcas Gunners, alrededor de 50 millones de euros, para convertirse en el traspaso más caro de la historia. No hubo presión por ello, desde el comienzo fue amor reciproco.

Viendo los resultados en el tiempo -ya son tres las temporadas completadas en Arsenal- la decisión fue más que acertada. Özil fue siempre indispensable para el equipo, incluso se puede alegar que es el prototipo de jugador que encaja a la perfección con las ideas volcadas por su entrenador durante veinte años. Entiende el juego como muy pocos: tiene una visión distinta, es el conector del equipo. No suele desprenderse sino comprometerse, yendo a buscar el balón para crear asociaciones y conectar juego. Sin él, y lo vimos más de una vez, Arsenal está en serios problemas. Seguramente porque es el producto para aunar todas las piezas sueltas, pues con sus pases y toques armoniza dentro del campo.

Si bien las estadísticas en el fútbol pueden quedar en ridículo, esta vez nos sirven para dar un panorama de lo que es Özil. Algunas cifras no oficiales lo ubican como el mayor asistidor de la historia. Hasta la fecha jugó 436 encuentros, habiendo dado 187 asistencias terminadas en gol (aquí comienza a ser relativa la estadística, pues por impericia de algún compañero no tiene más).

En una entrevista ha comentado que su modelo a seguir era Zinedine Zidane, a él le copiaba sus gestos y jugadas. No vamos a decir que el alumno superó al maestro porque sería un improperio, pero sí que ha aprendido muy bien. El espejo refleja bastante fielmente algunas prácticas de Zizou, pues Özil es un futbolista que puede cambiar un partido en alguna situación aislada. Un pase como daga al corazón rival, encontrar una aguja en un pajar. Se ubica en ese selecto grupo.

Su apodo que más consenso carga es “El mago de Öz”, y le calza a la perfección, pues un mago crea, inventa, es impredecible en el escenario. Así fue el último gran truco de Mesut, frente al humilde pero duro Ludogorest búlgaro, creando en el final del encuentro un gol de los que entran en todos los compactos. En esa jugada se demuestran varios conceptos que tiene el futbolista turco alemán: la disciplina alemana y la imaginación turca.

Si bien cada futbolista cumple un rol determinado dentro de un esquema de juego, siendo vitales para la construcción de un equipo sólido, aquellos que tienen un don o tal vez plus, como Özil, son los que merecen el seguimiento personalizado en cada partido. Mesut, el asistidor.


gon

3 comentarios sobre “MESUT ÖZIL, RADIOGRAFIA DE UN CRACK.

  1. Es un jugador de clase mundial. La sociedad con Alexis Sánchez le hizo sacar lo mejor de sí mismo, así como también hizo mejorar al chileno. En este último tiempo desarrolló su capacidad goleadora y está teniendo números a los que nunca en su carrera había llegado. Si el Arsenal tuviera un 9 como Lewandowski o Benzema, habría muchas posibilidades de que la Premier termine en Londres. Un delantero que aproveche todo lo que Ozil, Alexis, Cazorla y Ramsey le pueden dar.

    Me gusta

  2. Tremendo, de esos jugadores que no abundan. De esos que dinamizan el juego con un pase, un control, o, en jugadas puntuales, sin siquiera entrar en contacto con la pelota, etc.
    Creo que eso significa dinamizar el juego: saber “cuándo” y saber “cómo”. Y, creo, no por dinamizar se debería entender solo “acelerar” el ritmo al que circula pelota, sino que es un conjunto complejo de conjugaciones, en el que Özil es pieza fundamental.
    Y, párrafo aparte: No hay nada más hermoso que ver a este tipo de jugadores, tan estéticos y elegantes, jugar a la pelota.
    Me gustó el texto, y me agrada la cuenta en sí.
    Saludos.

    Me gusta

  3. El fútbol de ozil, su estilo… Necesita de una solidez en las líneas defensivas, incluso que sus compañeros del medio sean polifuncionales, que puedan marcar y asociarse con él, y ahí me detengo… Mesut es un mostro de verdad cuando se siente protegido, cuando juega con una idea clara, sea un juego de posesión o de traslado rápido, en su última etapa en el Madrid quizás faltó eso. Xq la casa blanca jugaba a lo que jugaban sus jugadores, eso lo hizo “desaparecer” dentro de un plantel lleno de figuras, sin ser un equipo. Crack de verdad, técnica y tácticamente hablando .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s