LA ALIENACIÓN DEL BARCELONA

GERMÁN LAGGER

Parece una estatuilla del mejor guión adaptado de un Oscar, pero no el que hoy conocemos, donde hay un exceso de flashes, alfombra roja, los galería de los mejores vestidos, el sueño estadounidense donde la felicidad hay que ganársela, entre otras cosas que rondan la superficialidad. Sino la verdadera trama que lleva por detrás; el verdadero motivo por cual se impulsó estos premios, donde no hay romanticismo burgués y si la lucha de la clase obrera que marcó una ruptura con el cine que se desarrollaba y dominaba el Este de Estados Unidos, donde la cinematografía era llevada a cabo por pensamientos aristócratas. Este guión marca la verdadera secuencia de un proceso de vida, que es ajeno al consumismo y a la productividad burguesa. La realidad tiene espacio para la felicidad pero también para la nostalgia de lo que fue. En París, el Barcelona expuso lo que pospuso la eficacia de sus individualidades: dejar de ser para tener. Como el amor, el fútbol no siempre es una película romántica yanqui de los años 20.

El equipo que provocó admiración y recelo global, demostró que su relación con el fútbol de hoy se ha ido desamparando. Un fútbol donde lo colectivo cada vez influye más que la creatividad solitaria. Desde el Barcelona de Guardiola que este deporte ya no es lo de antes. Mejorarles las condiciones a los jugadores y otorgarles problemas para que encuentren soluciones impera ser la idea, mientras que la astucia del regate la improvisación. El engaño individual requiere cada día más de las soluciones que otorga la capitalización del espacio y tiempo, que tan bien tenia adaptado el Barcelona, con la presencia de Busquets, Iniesta, Xavi y con Messi como pieza angular aportando no solo al juego sino también al caos con su desequilibrio e intimidación.

El equipo blaugrana fue perdiendo los eslabones que marcaban su inteligencia colectiva, posesiones largas, ritmo de juego, respeto de la posiciones para fabricar espacios y achicarlos. Empezó a saltearse algunos pasos previos y lo que antes era dominio horizontal y velocidad marcada por el movimiento de la pelota pasó a ser un fútbol mucho mas vertical, de jugadas heterodoxas a partir de jugadores capaces de no necesitar de justificativos colectivos para romper líneas defensivas con un pase, desmarque o gambeta como lo son Neymar, Suarez y Messi.

Sin embargo, si bien el talento es capaz de producir emociones excesivas en el análisis de contenido y de maquillar defectos, la realidad es que sobredimensionar el talento es peligroso. Peligroso, porque cuando el rival encuentra soluciones a la inspiración individual y le reduce el margen de acción, la erosión de la identidad, el estilo y la autoestima que era cubierta por la creatividad y la imaginación, se pone en vilo. Y tratar de ganar dándole la espalda a su esencia, lleva a que el equipo se desoriente, pierda la brújula, no encuentre el umbral para salir a flote, no se reconozca.

El Barcelona actual es un equipo terrenal con jugadores que no lo son. Son jugadores especiales, que necesitan de la pelota para atacar y defender. Sin la pelota son seres alienados, se sienten extraños y en ese ecosistema pierden originalidad para gestar y disciplina para recuperar y defender. Son jugadores que no solo tienen pautas de juego que los identifica sino también un modelo que demanda exigencias. Poseen un gran conocimiento del juego y requieren de un camino que les brinde soluciones, les muestre nuevas expectativas, experiencias, una idea y un plan convincente. Y en el fútbol, construir no implica un proceso a largo plazo sino a corto plazo. Tener en cuenta las necesidades que van surgiendo, los conceptos que se olvidaron. Y como todo concepto filosófico, hay que cuestionar el existencialismo para reconocer donde estamos parados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s