EL NAPOLI DE SARRI

RODRIGO SOBARZO

Normalmente se cae en la liviandad de decir que el fútbol estético y bien jugado es impracticable en una liga como la italiana, pero Maurizio Sarri entrenador del Nápoli, nos ha demostrado que este tipo de frases hechas no son más que falacias que no le aportan nada al fútbol y el entorno que lo rodea. Maurizio Sarri lleva casi 2 años dirigiendo al  Nápoli obteniendo resultados contundentes, pero su logro más distinguido y el cual es el motivo de que escriba esto, es el de lograr que su equipo juegue bien, pero aportándole un grado mayor de complejidad a esto, que es conseguir que sus dirigidos jueguen un fútbol que dignifique el espectáculo y todo lo que esto conlleva.

 En los inicios de la presente temporada, el entrenador napolitano tuvo que afrontar diversas dificultades, como reemplazar a la figura de su equipo en la temporada pasada (Higuaín), buscar nuevos jugadores que pudieran interpretar dentro del campo del juego. La resolución a todos estos problemas las encontró en un cambio en el dibujo táctico y ejecutando un fútbol posicional cada vez mejor.

El dibujo táctico usado cuando el Nápoli posee la posesión es un 2-5-3 o un 3-4-3, dependiendo si Hysaj se queda como central o sube para apoyar a Callejón en ataque. Ghoulam se suma al ataque recurrentemente, aprovechando el retroceso de Insigne. En este último caso, Hamsik se puede sumar al ataque como extremo izquierdo o delantero centro, dependiendo de cómo se posicione Ghoulam cuando se incorpore al ataque.

En la siguiente imagen veremos cómo se aplica lo recientemente explicado.

1.png

Uno de los aspectos más característicos del Nápoli de Sarri, es la paciencia para encontrar los espacios en el campo del rival. Cuando la defensa rival se defiende de manera cerrada, y deja pocos espacios disponibles para desarrollar el juego, es necesario tener cierta verticalidad con la circulación del balón o retardar la jugada para atraer al rival y que este al ir a presionar, deje libre su zona, para luego atacar y hacer daño por dicho sector. Para realizar esto de manera efectiva, la movilidad de los 3 hombres de arriba debe ser constante y las asociaciones mediante triangulaciones para encontrar los espacios por donde hacerle daño al rival, también lo debe ser. Además hay mecanismos recurrentes usados por Sarri para desarticular al rival. Estos son la concentración del ataque por la banda izquierda, con Ghoulam participando permanente en ataque, el intercambio de roles si la situación lo requiere entre Hamsik e Insigne y las asociaciones a través de triangulaciones entre los laterales-volantes y los delanteros.

En la siguiente imagen, podemos apreciar lo recién explicado, sumando además la búsqueda del hombre libre por parte de los jugadores del Nápoli.

2.png

Otro aspecto fundamental de este Nápoli, es el trabajo sin el balón y la velocidad en cómo se desarrolla la jugada cuando se recupera, así gestando un contraataque. Para gestar un buen contraataque se necesita generar superioridad posicional, es decir que los jugadores que estén atacando estén mejor posicionados con respecto a los defensas e igualdad o superioridad numérica. Para poder generar esto, se necesita de la participación constante de los mediocampistas y delanteros. Estos últimos deben estar involucrados en el proceso de recuperación de la pelota, para así generar luego una superioridad socio-afectiva. La función que cumple Insigne cuando se recupera la posesión y se está gestando el contraataque es imprescindible, debido a que este jugador retrocede sobre su posición original, llevando la conducción de la jugada, luego recibe apoyo por las bandas y el 9 se lleva a los centrales, dándole así mayor espacio de acción al jugador que lleva el balón.

Explicaré esto mediante la siguiente imagen:

3.png

“Atacar mucho y luego recuperarla con la ilusión de volver a atacar “. Este principio bielsista representa a cabalidad la idea que pregona Sarri en materia defensiva. Como ya fue mencionado anteriormente, el trabajo sin pelota es uno de los mayores fuertes de este Nápoli. La presencia de una tercera línea defensiva adelantada, la marcación a través de los espacios y no la suma de efectivos, cortar las opciones de pase que tiene el rival y la presión alta son aspectos característicos de este equipo. El dibujo táctico implementado por el Nápoli cuando no tiene la posesión es un 4-5-1. Insigne y Callejón retrasan su posición, dejando a Mertens como único delantero. Koulibaly y Albiol adelantan la línea defensiva, apoyados por los laterales, quienes asumen un rol preponderante en la recuperación de la posesión mediante la presión, debido a que Diawara y Hamsik presionan la gestación de la jugada, obligando al rival a salir jugando por las bandas o simplemente tirando un pelotazo, facilitando enormemente la labor defensiva del equipo.

Cuando la primera línea defensiva ejerce la presión alta, y no consigue recuperar la posesión, la segunda línea conformada por los mediocampistas se adelanta. Cuando esta última tampoco consigue el objetivo y es abordada por el rival, la preponderancia en la jugada la toma la tercera línea, que también adelanta su posición. Cuando ocurre esto, la segunda línea se repliega junto a los extremos de la primera línea.

En la siguiente imagen, podremos apreciar lo recientemente explicado.

4.png

Inmersos en un medio que únicamente busca destruir, que se llena la boca de excusas y no de propuestas o ideas, Maurizio Sarri es una excepción magnífica. Mientras muchos justifican la conformidad y el simplismo, el técnico napolitano llegó a romper el status quo tradicional del fútbol italiano. Con ideas contraculturales, el Nápoli ha conquistado el fútbol italiano, no mediante los títulos, sino por medio de algo que es infinitamente más difícil de lograr, jugar bien y de manera estética. He leído en variadas ocasiones sobre el Sarrismo, pero esto en realidad no existe, debido a que el Maurizio Sarri se encuentra en constante aprendizaje, no es una obra acabada. Lo disruptivo en el fútbol consiste en convertir un equipo en un concepto de innovación, y sin duda este Nápoli es uno.

Un comentario en “EL NAPOLI DE SARRI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s