EL CITY SEGÚN PEP

RODRIGO SOBARZO

El juego de Guardiola no es algo dogmático, sino algo dinámico y evolutivo. La adaptación de Guardiola al fútbol inglés ha sido totalmente distinta a la que tuvo en Münich, y la temporada pasada fue el fiel reflejo de esto. Un equipo irregular, que parecía no haber entendido nunca por completo la idea que les proponía Guardiola. Pero la actual temporada nos ha mostrado un equipo totalmente distinto, un equipo que entiende y ejecuta de manera casi perfecta el juego de ubicación, que interpreta bien las situaciones de juego y  sabe cómo romper las diferentes formas de presión que les ejerce el rival, y lo principal, un equipo que comprende a la tenencia del balón como la mejor forma de jugar al fútbol.

Al comienzo de la actual temporada, el Manchester City jugó con un 3-5-2. Pudimos apreciar la extraordinaria adaptación de Agüero y Gabriel Jesús para jugar juntos y no estorbarse entre sí para la ocupación de los espacios. Esto se logró gracias a la excelente capacidad de asociación y versatilidad de Kevin De Bruyne con ambos delanteros “cityzens”. Todo iba bien para el City, hasta que se lesiona  la nueva contratación estrella de Guardiola, Benjamin Mendy. La lesión del francés, tuvo como consecuencia el cambio de dibujo táctico. Del 3-5-2 explicado anteriormente, se pasa al 4-3-3. La respuesta a este cambio de sistema es la necesidad de incorporar laterales para que estos apoyen a los mediocampistas y así generar superioridad numérica o posicional en el mediocampo. Aquí es donde Guardiola nos muestra uno de los aspectos tácticos que más le ha rendido, que es el uso del falso 3. Cuando el City tiene la posesión, Delph deja de jugar como lateral izquierdo, y se incorpora al mediocampo, junto a Fernandino o adelante de este. Esta innovación táctica de Guardiola, que ya la habíamos visto con Alaba y Lahm en el Bayern Münich, es utilizada para generar la superioridad numérica en el mediocampo y por consecuencia, brinda la posibilidad de generar mayor cantidad de triangulaciones en este sector del campo, para así romper con la presión ejercida por el rival.

En la siguiente imagen podemos apreciar lo anteriormente explicado.

R1.png

Cuando atacamos a nuestro oponente, este tiene que reaccionar. Esto significa que sus movimientos se vuelven más limitados y por ende, más predecibles. Para romper la presión del rival mediante triangulaciones, pases rompe líneas y el juego de ubicación, se necesita que los jugadores entiendan que no tienen una posición fija dentro del campo de juego, sino que esta posición varía según el contexto. No se trata de automatizar las acciones, sino de comprender el porqué de cada una de ellas. Al cambiar de posición, también se cambia de función, y aquí es donde apreciamos otro elemento clave en el juego del Manchester City, La versatilidad de Kevin De Bruyne según el contexto futbolístico en que se encuentra el equipo: Como interior, como media punta y hasta de extremo hemos visto jugar al belga. De Bruyne entiende que su ubicación en el campo no puede ser fija, por ende para generar la superioridad numérica o las triangulaciones, el belga siempre se ofrece como opción para la salida con Fernandinho (jugando como interior), para asociarse con Agüero y/o Gabriel Jesús de cara al gol (media punta) o de extremo para apoyar las subidas al ataque de Walker y así liberar a Sterling.

En la siguiente imagen podemos apreciar lo anteriormente explicado.

R2.png

Uno de los aspectos más característicos de los equipos de Guardiola, es la paciencia para encontrar los espacios en el campo del rival. Ante equipos que deciden no jugar, y concentrar a gran parte de sus jugadores en campo propio (o todos), es necesario tener verticalidad con la circulación del balón. La verticalidad necesita de talento y sorpresa, la cual poseen ambos extremos del City (Sané y Sterling). Para explotar a los extremos de la mejor manera posible, hay que comenzar con una construcción sólida del proceso de juego. Como dije anteriormente, Sané y Sterling son esenciales dadas sus características rompedoras y sus habilidades para el 1 v/1. La otra alternativa para poder encontrar espacios ante este tipo de equipos, es retardar la jugada para atraer al rival y que este último al ir a presionar, libere espacios y luego atacar y hacer daño por el espacio en cuestión.

En la siguiente imagen podemos apreciar lo anteriormente explicado.

R3.png

La presión post-pérdida es a mi juicio el concepto que caracteriza a este equipo. Todos defienden cuando no se tiene la posesión del balón, independientemente de la ubicación de cada jugador. Para generar la presión alta y tratar de generar situaciones de superioridad numérica o posicional ante el rival, cada uno de los jugadores debe saber dónde ubicarse. Además, el marcaje a través de los espacios y no la acumulación de jugadores, permite generar diversos tipos de superioridad en el campo. Para que esta presión sea efectiva, es necesario que cada uno de los jugadores esté en constante movimiento y sepa interpretar bien el juego. Esto último es importantísimo, porque si no se logra, la ocupación de los espacios resulta deficiente.

En la siguiente imagen podemos apreciar lo anteriormente explicado.

R4.png

La construcción del juego solo puede ser verdaderamente eficaz si se inicia desde atrás. La salida limpia desde el fondo, es la que determina la construcción del juego de ubicación de manera sólida. El posicionamiento adelantado de Otamendi y Stones, quienes se encuentran ubicados en la mitad del campo, determina que son los primeros atacantes del equipo y al mismo tiempo dan la pauta de cómo circulará el balón según la ubicación de los jugadores. Aquí debo hacer una mención especial a Nicolás Otamendi. Un jugador que entendió que el concepto es más importante que lo físico, y que emplear el pase como herramienta organizadora, para luego desordenar al rival es fundamental. No puedes atacar de forma profunda, si no eres un equipo ancho. Esta característica correspondiente al ancho del equipo, es lo que permite la realización de pases rompe líneas con mayor facilidad para los defensas en cuestión.

En la siguiente imagen podemos apreciar lo anteriormente explicado.

R5.png

La verdadera satisfacción para un entrenador es cuando su equipo juega como él quiere, un equipo que lo represente en cuanto a sus convicciones y su personalidad. Hemos podido apreciar como Guardiola ha elevado a otro nivel a la mayoría de los jugadores que ha entrenado, y esta no es la excepción. Jugadores que antes no sabían cómo dar un pase, entendieron el juego de ubicación, cómo buscar distintos tipos superioridad en el mediocampo, que los laterales son falsos interiores y que es la pelota quien ordena al equipo. Los ingleses inventaron el fútbol, pero tuvo que llegar Guardiola para enseñarles cuál es la mejor forma de jugarlo.

Click para seguir a Fúlbo en Twitter.
Click para seguir a Rodrigo en Twitter.

Un comentario en “EL CITY SEGÚN PEP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s