Vigil: “Guardiola generó una revolución de posibilidad en el juego”

GERMÁN LAGGER

El ex entrenador de Las Leonas nos habla sobre la influencia de Guardiola, la gestión de grupos y la importancia de un sistema de juego.

m

Sergio Vigil, es el entrenador que participo de la vuelta de timón que cambio el paradigma del seleccionado femenino de hockey en cuanto a metodología de entrenamiento, mentalidad competitiva y reconocimiento mundial. Desde su arribo, “Las Leonas” lograron su primer campeonato del mundo en 2002 en Australia, medalla de plata en Sidney 2000 y medalla de bronce en Atenas 2004. Actualmente, dirige al seleccionado de hockey femenino chileno. Un personaje que a su conocimiento le agrega el poder de seducción a través de la palabra, el énfasis en cada idea y sus gestos.

Cuando llegaste a Las Leonas en el año 1997 tenías que cimentar y construir raíces. En ese entonces, el seleccionado se la denominaba “Selección de damas” y con vos paso a llamarse “Las Leonas”. ¿Qué importancia tiene construir un proyecto y un sentido de pertenencia?

Fue una linda construcción en equipo. El cuerpo técnico estaba conformado por muchos integrantes: asistentes, head coach, preparador físico, psicóloga, video operador, kinesiólogo, médico. Entonces lo que intentamos, lo que buscamos era poder descubrir. Descubrir quiere decir dejar de cubrir. Descubrir todas las potencialidades disponibles del equipo. ¿Para qué? Para ser el mejor equipo del planeta. Y en esa búsqueda lo que buscábamos era potenciar cada una de las capacidades e inventar nuevas maneras de poder desarrollar ese potencial. Entonces entre todo ese trabajo; técnico, táctico, físico, mental y relacional, empezamos a ver como poder sacar ese espíritu interno. Y ese plus interno era “La Leona” interna, era esa “Leona” que habitaba en cada una de ellas. Entonces todo ese proceso fue para despertar esas capacidades. El proceso se fue rodeando de muchas ideas y disparadores que alimentaron al equipo. Hubo una búsqueda muy grande de esa “Leona” interior de la vida, para sacar lo mejor de cada una y generar un sentido de representatividad.

Cada equipo es un ser vivo, pasa por momentos. No es una foto fija. Pasa por momentos malos, por momentos buenos, incertidumbres tácticas, estados de ánimo. ¿Cómo pudiste gestionar eso durante el proyecto?

Hay que considerar a las emociones como algo muy importante. El ser humano tiene emociones. Lo importante es que las emociones no tengan al ser humano. Y para que eso no ocurra tenemos que comprender que las emociones siempre están en movimiento y aparecen. Es imposibles detener una emoción de tristeza, de bronca, de alegría, de entusiasmo, de confianza, de desconfianza, de incertidumbre. Las emociones aparecen. Lo que si podemos gestionar es que hacemos cuando aparecen. Entonces, primero trabajamos mucho en aceptar que en la vida deportiva de la alta competencia vamos a tener innumerables emociones. Lo importante está en aceptarlas, gestionarlas y elegir que vamos hacer con esas emociones. Hay que entrenar esos estados de ánimos. Hacer que esas emociones ocurran durante los periodos de entrenamiento, para cuando lleguen en la competencia tengamos la capacidad de elegir quien queríamos estar siendo más allá de las emociones que aparezcan.

Y a partir de esas emociones, ¿Cómo se lleva un equipo con la expectativa del éxito?

Siempre un equipo juega a ganar. Yo creo que un equipo siempre gana. Hasta cuando pierde en el resultado numérico. Gana en experiencia, gana en aprendizaje. Entonces lo que intentamos es ser un equipo que tenga licencia para perder. Cuando un equipo tiene licencia para perder juega fuertemente a ganar en la vida. Y licencia para perder no es jugar a perder. Es jugar de verdad a ganar. Y pase lo que pase uno va a tener licencia para perder. Los equipos que tienen esta licencia tienen la licencia para buscar, para habitar nuevos espacios de incertidumbre, para aceptar la incomodidad que genera el crecimiento permanente. Los equipos que tienen licencia para perder aprenden a relacionarse con el error de una forma diferente. Porque el error genera aprendizaje y lo diferencian de la negligencia. Los equipos que tienen licencia para perder comienzan a tomar conciencia de que ganar es ser capaz de no perderse cuando uno pierde, ni tampoco cuando gana. Que la tristeza ocurre cuando no ocurre lo que queremos. Pero fracaso solo ocurre cuando no pudimos ser quien queremos.

Y en ese concepto de “Licencia para perder”, ¿Cómo irrumpe la obsesión por el gol?

Si el jugador o el equipo que busca el gol lo utiliza en términos de meta, de objetivo, como secuencia de un montón de acciones individuales y colectivas que posibilitan la oportunidad del gol es una obsesión maravillosa. Mucho más parecida a la pasión que a la obsesión enfermiza. Si la obsesión al gol nos sigue permitiendo, a pesar de que lo erre, estar siempre en la foto del gol es una obsesión constructiva. Es una obsesión que genera nuevas aperturas. Si la obsesión al gol hace que cuando no lo logre, siento que no soy, es peligroso. Eso te puede llevar a equivocar de camino y a ganar ansiedad. Muchas veces en los memes se penaliza al que pierde el gol. Yo creo que vos nunca podés penalizar a una persona que busca el gol. Vos tenes que penalizar al jugador que después de errarse un gol, no se atreve otra vez a seguir generando situaciones de gol. Esas situaciones que puede darte la posibilidad de gol o no.

¿Cuál es la diferencia entre la pasión y la obsesión?

Hay un hilo muy delgado entre la obsesión y la pasión. Uno no puede estar en la alta competencia si uno no es obsesivo en el detalle. Pero otra cosa es el detallismo. Uno no puede estar en la alta competencia si uno no es obsesivo en la mejora permanente. Pero es diferente a la autoexigencia. Siempre la autoexigencia descubre la escasez, es una amiga de la obsesión enfermiza. Cuando algo no se logra, vos no sos. Y muchas veces vos pudiste ser, pero alguien lo hizo mejor. La obsesión que es alimentada desde la pasión genera superación, genera una mirada muy amplia, genera entusiasmo y disfrute del camino. En la obsesión uno se mira al espejo y dice: si lo logras sos y si no lo logras no lo sos. Es como el paradigma del éxito o fracaso. La pasión está mucho más relacionada al paradigma de la integridad. ¿Quién estoy siendo mientras busco lograr? Si sigo siendo un aprendiz, un buscador humilde, un buscador convincente, un buscador permanente. La pasión tiene una gran obsesión, pero es una obsesión que tiene un propósito que supera al objetivo mismo. Cuando vos buscas ser cada día mejor que tu versión anterior, esa pasión te lleva a no aburguesarte nunca. Esa pasión te lleva, hasta cuando gana el otro, a no derrumbar los valores que te llevo a querer ser quien sos.

¿Este seleccionado argentino de fútbol padece de no tener licencia para perder?

Si. Esa no licencia hizo que esta fantástica generación, con el tiempo, fuera perdiendo el enfoque de los factores que te hacen ganar. Es ahí cuando aparece la impaciencia y no hay proceso. Es ahí cuando empieza a generarse la desconfianza en el propio jugador. Y nadie tiene el control del resultado. Y nadie tiene el control de que la jugada termine en gol. Pero si tenemos el control de todo lo que podemos hacer para que haya muchas más oportunidades de hacer el gol que no hacerlo. Por ejemplo, para hacer un gol, necesitas siempre de un aliado o de aliados que lleguen a posición de gol, cosa que aquel que esta por rematar al arco pueda usar esos aliados. El gol de Maradona es un claro ejemplo: él siempre iba amagando un pase a sus compañeros. En la última parte amago dos o tres pases a Valdano usándolo de carnada para hacer el gol. Si no estuviese el aliado de ese gol, la jugada perdía el señuelo de sorpresa, perdía superioridad numérica la jugada. Eso es lo que necesita Messi en este equipo: aliados. Entonces, uno puede tener el control de todo lo que puede hacer, del proceso que puede llevar adelante para hacer un gol, para ganar un campeonato, una copa del mundo, para tener una buena relación como equipo.

Es vital el funcionamiento de un equipo…

Vital. Sin sistema y con individualidades un equipo es inestable. Un equipo con sistema y sin individualidades es un equipo normal, predecible. Un equipo con sistema e individualidades es un equipo de excelencia. En el campeonato del mundo que se jugara en Rusia, hay muchos equipos de excelencia. Y ganara el que maneje mejor las situaciones de presión en el partido, el que pueda generar en ese momento del partido su mejor rendimiento. Y eso requiere de un proceso mental. De descubrir que va haber emociones, que, en ese momento, según como uno las maneje, le permitirá sacar todas sus virtudes. Uno se puede levantar el día de la final y se puede levantar en un mal día, con poca fineza. Y esto no quiere decir que pierdas la final. Porque un equipo que tiene sistema lo que hace es expandir las posibilidades individuales. El equipo te sostiene aun cuando las individuales no están en su momento de inspiración. Aun estando las individuales en un mal día, podemos terminar sobresaliendo en un partido porque el sistema te sirvió de sostén.

Hay que tener en cuenta que el sistema no es rígido…

El sistema no es rígido. Se va expandiendo a través del tiempo. El sistema no es alineación. El sistema no es 4-3-3, 4-4-2. El sistema es todo lo que ocurre dentro del funcionamiento de una o más alineaciones, de uno o más sistemas de pressing, de uno o más sistemas de gestación. Además, en deportes como el fútbol, el devenir del sistema no es solo los que juegan. Es todo lo que rodea al fútbol. Gracias a eso es el deporte más importante del mundo. Por todo lo que lo rodea. En el fútbol se empieza a jugar mucho antes. Con cada programa televisivo, con los estados de ánimo de la tribuna. Hay mucha gente que va a ver fútbol, que se comporta muy diferente en la cancha de fútbol que en su vida real. El futbolista tiene presiones que no están en otro deporte. Y tiene maltratos y adulaciones que no tiene ningún deporte del mundo. Es muy importante poder abstraerse. Pero es muy difícil aprender a gestionar la posibilidad de abstraerse. Pasas de ídolo a villano en un abrir y cerrar de ojos. Entonces dentro de la planificación hay que gestionar estas cargas emocionales.

¿Qué tan importante son los juicios en esta situación?

Es que los juicios son una interpretación que tenemos de la realidad. No es la realidad. Entonces según el juicio que tengamos, serán las acciones que se disparan. Entonces debemos saber que todos los juicios que se realicen no son reales ni falsos. Pueden ser fundados o no fundados. La actuación de un jugador, no es verdadero ni falso, es de la interpretación de quien lo ve. El futbol esta constantemente bombardeado de eso. Muchas veces valoramos que los juicios de los demás son verdaderos o falsos. Y no. Los juicios pueden tener autoridad o no y que dependerá de quien los emita. Entonces el futbol no solo son los jugadores, es también todo el entorno. Por eso el trabajo del entrenador es esencial. Mucho mas de los entrenadores de seleccionados de futbol.

¿Qué diferencia hay entre los entrenadores del día a día y los entrenadores de selección que tienen un tiempo menor de entrenamiento?

Los seleccionados de futbol son los que menos se entrenan previamente. Porque todos los jugadores de selección se entrenan en las grandes ligas y hay poquitas oportunidades de generar hábitos y automatismos de juego. Cada entrenador trabaja de manera distinta y transmitiendo los conceptos que quiere que tenga el equipo. Ese tiempo que tiene el entrenador con sus jugadores en las vísperas de la copa del mundo es cuando más oportunidad de crecer tienen los jugadores. Pero sigue siendo un riesgo, porque hay jugadores que juegan la final de la copa europea, finales de diferentes campeonatos del mundo y cuando llegan al momento de la selección, llegan extenuados. Entonces también se planifica esos pocos días antes del mundial como entrenamientos de recuperación. Y eso también tiene un gran problema.

¿Todos los seleccionados tienen el mismo problema?

Y uno puede terminar diciendo eso: “todos los seleccionados tienen el mismo problema”. Y no, no es así. Porque el futbol alemán o el español tiene una forma de jugar. Cuando el entrenador de selección llega, es mucho mas fácil, porque ya hay un modo de jugar. Los jugadores argentinos tienen un modo de jugar en el futbol argentino, otra manera en el futbol italiano, otra en el futbol español, otra en Alemania y otra en Inglaterra. Y todo eso hay que amalgamarlo después con todas sus características. En Alemania, por su idiosincrasia, desde que nacen en inferiores, es muy raro que los chicos de 10 años se vayan a vivir al exterior. En Argentina emigran a los 12, 14 años. Entonces hay una estructura en el futbol alemán que acobija. Alemania puede salir primera, segunda, tercera, cuarta, pero no baja de esos lugares. Así, para un entrenador alemán, es mucho más fácil desarrollar una cultura.

¿Notas que el arribo de Guardiola con su Barcelona genero innovación en cuanto al juego en el mundo?

Yo creo que Guardiola generó una revolución de posibilidad en el juego. Porque cada equipo que paso por él, ha tenido una identidad. Y esto va mas allá de si salió campeón o no. Los equipos que ha dirigido Guardiola creen en la técnica, en el concepto, en la asociación, en el juego colectivo, en las triangulaciones, en las x distancias del juego, en buscar el lugar menos poblado para atacar, en recuperar la pelota inmediatamente luego de la perdida. Todo colectivamente. Y esto va mas allá de la táctica. Él cree en el concepto. Cree en el crecimiento técnico. Cree en el aprovechamiento de las capacidades individuales al servicio de lo colectivo. Cuando él jugaba era un jugador irreverente, que tenia un pensamiento superior en el juego. Y también tuvo la capacidad de tomar de los maestros, conceptos. Por eso su relación con Cruyff, Bielsa, Menotti. Fíjate las personas que admiró. Todas personas que transmitían conceptos, que generaban pensamiento en el jugador. Cada uno diferente. Marcelo Bielsa es diferente a Menotti y ambos a Cruyff. Pero todos eran revolucionarios cognitivos del juego. Cada uno a su manera. Son personas que llegaban a las fibras del jugador. Con un gran respeto por el jugador. Un gran respeto por desarrollar las capacidades humanas, deportivas y cognitivas.

Hablabas de que Guardiola cree en la técnica ¿Qué importancia le das a la técnica en el juego?

Te voy a contar el ABC del seleccionado chileno de hockey femenino. Que sirve igualmente para el fútbol. Nuestro juego se basa en el pase, en la recepción, en la búsqueda del jugador libre o mejor posicionado, en encontrar el 2v1 en el juego, en generar x distancias entre 6 a 8 metros en todo el campo de juego para generar triangulaciones. Y se basa en el desequilibrio individual al servicio de lo colectivo. Porque el jugador que tiene la capacidad de desequilibrio y de tomar las decisiones que nadie toma, debe tener a su alrededor 2 o 3 posibilidades de juego. Posibilidades de descarga, de lateralizar y cambiar a otro sector del juego y opción en profundidad. En la opción profunda hay: verticales, diagonales. Dentro de las posibilidades laterales hay mas cortas o mas largas. Dentro de las descargas hay diferentes líneas de descargas. El rol del entrenador es generar permanentemente esas triangulaciones de manera dinámica. ¿Por qué dinámicamente? porque si las triangulaciones son fijas estas jugando al metegol. Entonces para romper estructuras hay que generar movimientos, que si bien son movimientos que nos permiten desplegarnos a otros sectores de la cancha, siempre nos debe permitir tener diferentes alturas a 6 u 8 metros para siempre generar triangulaciones y sociedades. Y si hay 6 u 8 metros en un sector para armar asociaciones es porque a 16 metros va a ver otra posibilidad de combinación. Entonces se produce un caos organizado. Caos para el rival, no para nosotros. Esto requiere de generosidad, comunicación y soltar el ego. Y saber que con todas estas sociedades que armamos, hay artistas que rompen cualquier estructura.

¿Y que hay que darles a esos artistas?

Hay que darles oportunidades. Porque si tienen mínimo 3 posibilidades de juego, van a usar esas posibilidades para generar otras que tienen ellos mismo que ni yo sé. Si uno puede amagar usando a sus aliados, pueden generar una gambeta a través del engaño. Usa a esos aliados como señuelo. Hay jugadores que se les dice: “tienen ojos en la nuca”. No es que tienen ojos en la nuca. Miran antes de recibir. Maradona, Messi. Primero miran. Tienen el mapa del juego. Y antes de recibir tienen un pre scanning de todo lo que paso y en ese momento son capaces de ver lo que podía ocurrir antes, que vieron antes y con lo que aparece ahora. Eso es lo que se entrena en un sistema de juego. Un sistema de juego no es algo estructural, donde son fichas. No. En un sistema de juego se entrena: como recibir perfilado, como romper estructuras, como generar un pre scanning, como asociarse, como invadir a otro lugar del juego sin chocarse. Eso es lo que se entrena, es la metodología.

Por eso es muy importante que el entrenamiento sea en base a lo que dicta la competencia…

Totalmente de acuerdo. Hay momentos donde uno entrena lo cardiovascular, lo muscular propiamente dicho. Pero debe haber transferencia y fundamentalmente todo lo que hacemos físicamente debe servir para algo. Eso se llama el entrenamiento físico-cognitivo. No puede haber una decisión técnica sin toma de decisión. Hay una etapa donde uno esta aprendiendo el gesto técnico, pero tiene que estar direccionado hacia un lugar del campo y en un para qué. Porque la técnica sin un para qué es mala. Y el desarrollo físico sin una acción cognitiva que te sirva para el juego es nada. Hay jugadores rápidos, pero no tienen cambio de ritmo. La velocidad es biológica, el cambio de ritmo es cognitivo. Ahí el preparador físico tiene una labor que parte desde el desarrollo físico pero que tiene que estar integrado con una acción cognitiva, acción técnica y acción mental. Ese es el trabajo del equipo técnico. Por ejemplo, el pressing: es una acción física, técnica y cognitiva. Porque vos tenes que saber que el pressing que realiza el primer jugador no va a recuperar la pelota, lo va a recuperar el sistema en la segunda o tercera acción. Todo lo que vos haces es para que lo recupere el equipo. Y también hay zonas de recuperación. Bueno… eso lo tenes que comprender desde lo mental y desde los valores. Después, desde la aproximación técnica, vos tenes que inducir al rival que lleve la pelota hacia donde vos queres. Y después la acción física para acortar tiempos de ejecución, para que el rival no pueda ver más allá y así formar una piraña defensiva para recuperar la pelota. Para recuperar necesitas de un equipo comprimido y cuando la recuperas te expandes y te desplegas. Es como un acordeón.

Entrenaste jugadoras mágicas como Luciana Aymar. ¿Como es entrenar jugadores mágicos como Messi? ¿Poseen reglas propias, pautas especiales?

Lo importantes es poder conocer a los jugadores, generarles apertura del conocimiento. A todos. Pero esos jugadores, el secreto más grande, es no parar de generarles desafíos. Porque esos jugadores siempre quieren más. Esos jugadores están preocupados por conocer aun mas sobre este deporte. A esos jugadores lo marcan de a tres, los anticipan, el entrenador contrario estas tres horas de video para saber hasta como reciben la pelota para poder obstaculizarlos. Esos jugadores están continuamente generando nuevas herramientas, recursos para engañar al rival. Por eso a esos jugadores hay que generarles desafíos. Y conversar con ellos de desafíos. Y quieren, esos jugadores, tener un equipo que les genere oportunidades, porque esos jugadores quieren ganar. Y el entrenador debe generarles nuevas situaciones no solo para su beneficio individual sino también para el colectivo. Y a veces a los cracks no importa que se las des marcado, lo importante son las soluciones que le das después.

¿Es importante generales entornos donde esos jugadores puedan ser espontáneos?

El entrenador lo que no debe hacer es quitarles libertad. Que no estés buscándoles el defecto. Porque si el entrenador piensa que buscándole un defecto se convierte en entrenador, está equivocado. Hay que generarles nuevas expansiones en sus posibilidades. Y también hay una cosa muy importante: esos jugadores cargan con una mochila muy grande de presión, que cuando entran a una cancha, esos jugadores se la bancan. Entonces esos jugadores necesitan de posibilidades para vaciar su mochila, porque ellos aceptan todos los días llenarla. Entonces el entrenador debe saber que esos jugadores la llenan, la aceptan, juegan, buscan no defraudar las expectativas que tienen sobre ellos. El entrenador como todos deben comprender que esos jugadores como Aymar, Messi o Maradona tienen emociones y miedo como todos. El tema es que cuando entran a la cancha la transforman en otra cosa. Debemos saber que son determinantes, pero no son únicos. Que necesitan ser acobijados de afecto y conocimiento. Y saber que pueden fallar. Y el entrenador debe provocar un contexto, un funcionamiento para sobresalir ante el rival teniendo en cuenta que el crack puede no encontrarse en toda su dimensión o en acciones de brillantez. Esto paso con Maradona en la final del mundial 86. No tuvo momentos de extrema brillantez individual como tuvo con Inglaterra o Bélgica. Pero Maradona en la final realizo pinceladas en otras acciones de juego que potenciaron el funcionamiento, dejando de lado el lucimiento personal. Al final, también el sistema le da tiempo al crack a tener ese momento de inspiración. Maradona dándole el pase de gol a Burruchaga, por ejemplo.

¿Qué tan importante es la intuición en el entrenador sobre las diferentes personalidades y características de los jugadores?

Son diferentes todos. El entrenador debe estar abierto y no atarse a una receta. Esto de: “yo con los cracks soy así y el equipo se va a adaptar a mi” puede resultar fructífero para algunos jugadores, pero para otros no. Primero es tratar de expandir mi mente. Es como esto de: “yo debato para tener razón”. Y comúnmente eso no mejora la relación. Entonces el entrenador donde gestiona grupos donde hay egos debe leer el juego, conversar, probar hipótesis. Y me ha tocado estar en momentos donde he equivocado el camino. Pero lo que estoy diciendo ahora es lo fundamental del aprendizaje durante el camino. Vos podes inspirar como entrenador, podes tocar teclas que puede generar convencimiento. Pero es muy diferente pensar que podes convencer a todos. Porque cuando vos querés convencer a todos, partís de vos y no tenes en cuenta al otro. Entonces como entrenador tenés que estar seguro de lo que querés ser como entrenador, que forme sistemas de juego, que busque el constante aprovechamiento de las condiciones individuales, que vida en el equipo sea de crecimiento, de consistencia, nuevas búsquedas de soluciones, estar abierto a nuevas metodologías de juego. Cuando te colocás en ese lugar, estás abierto a comprender a los jugadores, ver sus inquietudes. Así se va produciendo conocimiento propio y ajeno. Nada te garantiza ganar el partido, pero si te garantiza producir situaciones que te acerquen a ganar el partido.

 

Un comentario en “Vigil: “Guardiola generó una revolución de posibilidad en el juego”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s