NO CAMBIA EL DISCURSO

ÁNGEL SÁNCHEZ

Desde que llegó al Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone impuso el estilo de juego que lo ha caracterizado desde su primera experiencia en Racing. Para sostener su propuesta, se basó en dos argumentos: la historia del equipo ‘colchonero’ y el factor inferioridad en comparación a los dos grandes de La Liga; Barcelona y Real Madrid.

Pep Guardiola recibió críticas de un sector de la prensa germánica cuando dirigía al Bayern por alejarse del estilo tradicional del conjunto bávaro. Esto motivó al catalán a elegir al Manchester City como su siguiente destino. Un equipo con poca historia en el que no se le podía exigir un estilo de juego determinado. Simeone decidió jugar diferente con la historia del Atlético de Madrid. Cuando llegó, fue claro: “Seremos un equipo agresivo, fuerte, aguerrido y contragolpeador. Lo que nos llevó a identificarnos con esta gloriosa camiseta”. Es decir, jugarían como le gusta al Cholo no por el Cholo, sino por la historia del Atlético de Madrid. Este primer argumento parece haberse perdido en el tiempo, a pesar de la identificación del aficionado colchonero con el equipo.

Hoy, todas las críticas van hacia la segunda razón. Declaraciones como “No podemos gastar 150 millones en un jugador, hay que ser creativos” luego de la renovación millonaria de Griezmann y que Lemar se haya convertido en el fichaje más caro de la historia del club, han dejado con una impresión de hipocresía al aficionado neutral. Además, datos como que por primera vez la plantilla del Atlético vale más que la del Real Madrid, dejan en evidencia que el argumento de inferioridad ha pasado de ser una realidad a una victimización.

Si el segundo argumento ha dejado de ser verdad, igual queda el primero. Es surrealismo total creer que ahora por competir en igualdad de condiciones el Atlético de Madrid va a cambiar de estilo. El Cholo va a seguir proponiendo las mismas ideas porque ahora tiene algo más que lo sostiene: títulos. Con la Supercopa, superó a Luis Aragonés y ahora es el técnico más ganador de la historia del Atlético, con 7 trofeos. Además, se metió al selecto grupo de 10 entrenadores que han derrotado en finales internacionales al Real Madrid, entre los que resaltan Bela Guttmann, Helenio Herrera, Sir Alex Ferguson y Carlos Bianchi.

Lo que si vamos a ver esta temporada son matices dentro del equipo colchonero. Lemar, Martins y Rodri tienen todo para ser jugadores claves en la temporada 2018/2019.

Lemar es un jugador muy asociativo. Luego de media hora en la Supercopa, pasó de jugar en la derecha a su lugar favorito, en la izquierda y centralizando su posición. Como logre enfocar esa asociación, ese gusto por la pelota a uno que se acomode al estilo general del Atlético, puede ser trascendental.

Martins, en cambio, es un jugador de vértigo, de velocidad, de cambio de ritmo. Virtudes que no ha tenido el Atlético de Madrid en los últimos años y que la van a tener con el internacional portugués.

Rodri, el único mediocampista fichado tras la ida de Gabi, da a pensar que es su reemplazo. Sin embargo, son jugadores muy diferentes. Rodri es un mediocentro posicional, capaz de aportar un primer pase limpio en ataque y un gran porcentaje de duelos aéreos ganados en defensa.

Arias, si logra replicar sus números en Holanda, será una gran suma al equipo. Kalinic tendrá que cumplir con el papel de revulsivo y Moyá apretará a que Oblak no baje su nivel.

Otros “fichajes” son Diego Costa y Vitolo. La temporada pasada no pudieron jugar desde el inicio y eso les terminó costando en su juego. Costa, al menos, ya demostró estar en plena forma.

Una plantilla de tanto nivel incluso nos podría ofrecer variantes en el sistema de juego. Se ha hablado de entrenamientos con el sistema 4-3-3 donde Rodri, Saúl y Koke podrían encajar en sus posiciones naturales

La reincorporación de Nelson Vivas al comando técnico, la renovación de Godín, que un campeón del mundo como Lucas Hernández no tenga la titularidad asegurada por el alto nivel de Filipe Luis… Hay mucho más por hablar del Atlético. Esta temporada, por cierto, es favorito para todas las competiciones. En liga, tiene como rivales a un Barcelona con un manejo de fichajes y cantera, a lo menos, criticable y un Real Madrid con muchas dudas de cómo va a reemplazar los 50 goles por temporada de Cristiano Ronaldo. En Champions, la final sería en el Wanda Metropolitano. Eso sí, si hoy el Atlético es favorito por tener un gran equipo es a causa del Cholo, que ha logrado llevarlos a ese nivel de competitividad gracias a su innegociable estilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s